De lo imperdonable y los monopolios

Primero te cuento una cosa y luego le damos la vuelta. Voy.

Existe una aplicación que uso prácticamente a diario y sin embargo aborrezco. El ejemplo perfecto de una mala experiencia de usuario.

Aborrezco la app, no los contenidos a los que me da acceso. La app en sí.

(…)

Es la aplicación de la NBA.

Algunos ya me conocéis y sabéis que en 1999 vi mis primeros Playoffs de la NBA. Como niño que era, por aquel entonces creía estar viendo algo completamente extraterrestre. Dioses jugando al basket envueltos en una cultura diferente y que no lograba descifrar.

En las finales jugaban los New York Knicks contra los San Antonio Spurs. Escogí a los Knicks como ‘mi equipo’. Seguramente porque mi hermano tenía un muñeco de Patrick Ewing con el que yo jugaba a menudo. Con esa elección comenzó la maldición de los Knickerbockers y hasta hoy.

Es la mejor liga deportiva (no sólo de baloncesto; deportiva) del mundo.

Hace un par de temporadas la NBA se asoció con Microsoft y cambió por completo la aplicación que yo uso para ver los partidos con el pase de temporada. Cosas que me desesperan de la nueva app:

  • Se le da primacía a una serie de contenidos en ‘formato Instagram’ que a mí me son irrelevantes. Si quiero consumir ese tipo de contenidos, seguramente lo haga en ‘X’. Tengo que navegar para ver los partidos. Entiendo que esto es algo personal, pero lo siguiente es directamente vergonzoso.

  • AirPlay no funciona. El partido va de tu móvil a la tele, pero se corta constantemente. No funciona. Me he tenido que comprar un FireTVStick de Amazon para no estrellar el teléfono contra el televisor.

  • Cuando inicias la visualización de un partido en directo, la app te da dos opciones: 1) Ver el partido desde el principio; 2) Situarte en el momento actual de la retransmisión. Bien, la segunda opción no funciona. Te lleva indefectiblemente al comienzo del partido. Ahí te ves, pulsando el botoncito de la derecha del mando hasta que recorres por completo la barrita roja y llegas a donde se te prometió llegar con un click, al LIVE.

  • La app tiene un modo Sin Spoilers que yo tengo activado porque acostumbro a ver los partidos en diferido. Una cuestión de desfase horario. Pues bien, esta funcionalidad no se tuvo en cuenta durante el In-Season Tournament y a alguien se lo ocurrió que era buena idea titular los partidos con el resultado de quien avanzaba a la siguiente fase, con independencia de que tuvieras la función de no spoilers activada. Os dejo imagen:
Sí, encima era un partido de mis Knicks y me acaban de reventar la derrota.

Ya, ya. Ya paro de llorar.

Pero entonces, José, si te parece una experiencia tan lamentable, ¿por qué sigues usando día a día esta app?

Pues porque no me queda otro remedio. Es el único medio legal (esto es importante) que me da acceso al contenido que me apasiona.

Es, en ese sentido, un monopolio.

Ahora es cuando le damos la vuelta a la tortilla y para lo que os he contado todo este rollo.

¿Tienes tú el monopolio del contenido o de la funcionalidad para cuyo acceso o utilización tus usuarios finales utilizan tu aplicación?

Seguramente no.

¿Puedes permitirte que la experiencia de usuario de tu aplicación se parezca en algo a lo descrito arriba?

I rest my case.

Si te gusta, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio